14.4.13

¿Qué República queremos (o podemos) tener?



En España se conmemora hoy la proclamación de la República y, como cada año, creo que es una ocasión excelente para reflexionar sobre la democracia, el funcionamiento del Estado y nuestro futuro. Ahora bien, no creo que el debate deba ir - como ocurre siempre - en la dirección monarquía vs. república.

Desde que tengo memoria política cada 14 de abril me ha parecido, más que ninguna otra cosa, una reivindicación de la República de 1931. Antes esto me gustaba mucho, pero ahora ya no tanto. Creo que debemos empezar a asumir que la II República es un régimen histórico y que, como tal, forma parte de la historia. La II República, fuera buena o mala - cada cual tiene su opinión - desapareció hace ochenta años y todas las personas que estuvieron implicadas en aquel régimen democrático llevan mucho tiempo muertas. Es cosa del pasado. Esto es un hecho: no se va a restaurar la II República.

Asumido esto, creo que el debate debería consistir en: ¿queremos una República? Y, en caso de que así sea: ¿qué República queremos para nuestro país? En las manifestaciones y reivindicaciones de las diversas plataformas republicanas, en la discusión pública en general, "república" se ha convertido en algo más bien abstracto, una suerte de idea emocional o mística que se utiliza como sinónimo de justicia, igualdad, progreso, etcétera. Esto está muy bien, pero creo que no es útil. Estar a favor de la paz en el mundo, el amor verdadero y la sonrisa de los niños es muy fácil. Pero más allá de eso, ¿qué?

Lo que quiero es preguntar si alguien se ha planteado de verdad cosas cómo: ¿sería una República parlamentaria o presidencialista? ¿Queremos una República unitaria, autonómica, federal o confederal? ¿Cuál sería la bandera? ¿Y el escudo? ¿Tendríamos un Parlamento bicameral o unicameral? ¿Qué papel tendrían las regiones? ¿Y los municipios? ¿Cómo se constituirían los órganos de Justicia? ¿Qué función cumpliría el Ejército? ¿Cuál sería el himno? ¿El poder ejecutivo lo encabezarían el Primer Ministro o el Presidente? ¿Tendríamos un Jefe de Estado investido de poderes como los Estados Unidos o uno simbólico como Alemania? ¿Qué pasaría con los nobles, se les expropiarían sus bienes? ¿La capital sería Madrid? En fin, todas ellas preguntas que considero aburridas e incómodas para la mayoría pero absolutamente necesarias si lo que queremos es constituir un nuevo régimen. Y nadie las está planteando.

Me parece complicado que una República - al menos una República interesante - pueda emerger de la actual sociedad española - o del "pueblo", como se prefiera -. Cuando pienso en una hipotética "Constitución de 2013" no paro de imaginar cosas como "los ciudadanos y las ciudadanas...". Por no hablar de otras como "el Escudo de España es la careta de Anonymous" o "la soberanía nacional reside en Twitter". Sé que esto puede sonar despectivo, y quiero decirlo desde el respeto, pero no sé si tenemos - y me incluyo - la suficiente cultura política o a las personas más capaces disponibles para esta tarea. La Wikiconstitución que se propuso en 2011 hablaba bastante de lo que comento, y aunque desgraciadamente ya no está en línea, aún se pueden rebuscar algunos de sus artículos.

No voy a entrar en ese juego de que somos una "democracia joven" porque no lo somos. Pero sí creo que somos una sociedad en la que la participación e implicación política están bajo mínimos y no de ahora, sino desde hace más de veinte años. Somos, además, una sociedad - en mi opinión - repulsiva en muchos aspectos a nivel ético y cívico, y esto no es exclusividad nuestra sino que lo creo común a la mayoría de sociedades occidentales capitalistas y de consumo.

España es un país en el que tirar la basura al suelo se sigue considerando "lo normal", y esto denota la idea tan deformada que tenemos de "lo público" - algo fundamental en cualquier República -. En España se sigue considerando un tío "con dos cojones" al que se ríe de Hacienda, vemos normal cobrar en negro o pagar facturas "sin IVA". No hay más que ver cualquier clase de la ESO y el modo en que se trata a los profesores - auténticos parias sociales - para comprobar lo escasos que andamos de valores civiles. Los maestros fueron uno de los pilares fundamentales de la II República y hoy se les escupe por la calle.

A lo mejor peco de culturalista considerando que el español tiene la cruz del "pueblo ingobernable". Quizá soy demasiado conservador, puritano o como se quiera llamar y le doy un valor excesivo a cosas más bien simbólicas como la buena educación o las reglas de urbanidad. Pero realmente creo que un país que no se indigna nunca ante el caradura, ante el sinvergüenza, excepto si son los cuatro políticos que vemos por la tele, difícilmente puede construir una República de calidad. Algunos ciudadanos anónimos se comportan, a su pequeña escala, tan mal o peor que muchos políticos sin que sus vecinos lo vean ni siquiera "fuera de lo normal". En España sigue funcionando aquello de "si todos lo hacen mal, no voy a ser yo el único tonto que lo haga bien". ¿Qué clase de régimen pretendemos producir con ese pensamiento?

Tan sólo imaginad que abrimos un proceso constituyente y ponemos en marcha un debate público para elegir una bandera. ¿De verdad creéis que los españoles se van a poner de acuerdo a este respecto? ¿No imagináis a los partidarios de la tricolor riñendo con los de la rojigualda y todos, los unos y los otros, hablando de Franco y de la Guerra Civil? Yo sí. La mayor parte de los españoles ni siquiera se ponen de acuerdo sobre si España es realmente una nación. No se me ocurre algo más tonto que proclamar una República para una nación cuya existencia ni sus propios ciudadanos tienen del todo segura.

Con todo esto no quiero que parezca que hablo del hecho como si se fuera a producir. Ahora a los medios les gusta dar las cosas por seguras enseguida, y la corrupción de la Casa Real ha creado el falso amigo de que la Tercera está a la vuelta de la esquina. Nada más lejos de la verdad. Ni siquiera hemos logrado que Rajoy dimita tras ser implicado claramente en un caso de corrupción, ni mucho menos vamos a tumbar la estructura básica del Estado. El 99% es partidario del "que me quede como estoy" y creo que ni yo ni mis nietos veremos el fin de la monarquía. Además la República que me interesa ya no es tanto la española sino la europea.

Ahora bien, eso no significa que no debamos abrir este debate. Porque creo que, en el mundo del siglo XXI, la República es otra cosa que quitar un rey para poner un Presidente. Hablar de República es sobre todo hablar ideas, principios cívicos, participación política, responsabilidad ciudadana, solidaridad y fraternidad, visión de futuro, conciencia de lo público y del bien común. Esa es la discusión que creo que necesitamos todos. Necesitamos hablar mucho de valores, de nuestros errores y de las soluciones para el futuro, de la revolución ética que tanto necesitamos. Eso creo que es de lo que debería hablarnos el 14 de abril y, por desgracia, es de lo que menos oigo hablar.

¡Viva la República!

5 comentarios:

  1. En líneas generales estoy de acuerdo con lo escrito. Con todo,aún considerándome tradicional en el término que has indicado y estando más a favor de la República que de la monarquía, en este caso la borbónica, discrepo sobre todo en dos cuestiones. La primera que no es cierto de que todos vamos a lo nuestro ya que veo movimientos y plataformas que denuncian la gestión del gobierno actual que debería dimitir al completo y que se arriesgan hasta con la cárcel o a recibir golpes de la policía reivindicando un orden social más justo. Y otro punto con el que no estoy de acuerdo. Se podrían mencionar más, es que la III república se podría crear con un consenso más unánime sin necesidad de responder y resolver tantas preguntas que has planteado. se trataría de recrear un Estado nuevo con diálogo y buena disposición de todos los sectores políticos y sociales, parecido al que tuvo lugar en la transición. Optimismo por mi parte,puede ser, pero tampoco me convencen tantas dificultades que has puesto en tu escrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante punto de vista Juan.

      Tan sólo, no hablaba tanto de dificultades sino de cuestiones prácticas. Los asuntos que menciono en el texto tarde o temprano tardarían en plantearse, y conociendo la tendencia española de los últimos años es posible que, incluso si llegase a abrirse un proceso constituyente, el nuevo régimen se disolviera antes de nacer por ser incapaces de alcanzar un consenso.

      Yo veo a los españoles capaces de derribar el actual régimen y trayendo una República que antes de echar a andar se disuelva porque no sea posible elegir qué bandera debe tener. De hecho el movimiento republicano no termina de cuajar entre otras cosas por esta insistencia en asuntos estéticos o romanticismo político.

      Eliminar
  2. Gran texto, y muy bien reflexionado. Llevaba tiempo queriendo escribir algo así, y me has ahorrado el trabajo. Quiero una República (a ser posible ibérica) con la cabeza que demuestras y no con el romanticismo idílico pero lejos de ser práctico (algo necesario para estas cuestiones) de la Segunda República.

    Para llevar a cabo un proceso constituyente, yo sería partidario de hacer como dos "constituciones" separadas, una para lo técnico y base estructural del Estado (más "difícil" de modificar, pero con una opción que aparezca en todas las elecciones a presidente, donde aparezca "Reset" para un nuevo proceso constituyente exigiendo un 70% de la población a favor).. y una constitución simbólica y más "fácil" de modificar.

    El himno está claro que debería aparecer en todos los idiomas que tenemos, hasta incluso en aranés, o alternando frases en cada idioma y tengas un himno plurilingüe.

    Bandera, someter a votación en varias rondas varias banderas, con la opción también "bandera/s no deseada/s bajo ningún concepto" y si algunas aparecen con un 60-70% de NO, pues las supervivientes al referendúm final en dos rondas y mayoría absoluta.

    Capital/es, pues una económica, otra jurídica y otra política, y votarla/s también en referéndum..quién sabe lo mismo sale Salamanca con parlamento ^^

    El resto de cosas sería más complicado. Desde luego habría que seguir un proceso lento y con preguntas bien formuladas, incluso el orden de éstas, y sobre todo pasito a pasito.

    Me ha gustado tu blog!!!
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesantes ideas las que propones y muy concretas. Muchas gracias por tu lectura y tus aportaciones.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Anónimo26.9.13

    Me siento identificado en gran medida con lo que expones, pero a mi SI que me gustaría entrar en profundidad en los temas de discusión constitucional que citas. Probablemente no son todos, pero para empezar me bastarían. ¿Cómo se podría hablar de esto y quizás llegar a crear un grupo de reflexión?, pienso que debería estar moderado, para aclarar conceptos y/o dudas, por una persona entendida en derecho constitucional.

    Quedo a tu disposición para emprender esta tarea en mi dirección de correo electrónico: imn_re@yahoo.es

    Saludos

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?